Oración a la Virgen María pidiendo Prosperidad Económica

Oración a la Virgen María pidiendo Prosperidad Económica

 Oración a la Virgen María

Oh Augusta Reina del Cielo y

Soberana de los Ángeles, Virgen María.

A Ti que has recibido de Dios

el poder y la misión de aplastar la cabeza de Satanás,

Te pedimos humildemente que nos

envíes las Legiones Celestiales,

para que bajo Tu mando,

persigan a los demonios,

los combatan en todas partes,

repriman su audacia y los lancen al abismo

 

¿Quién como Dios? Oh buena

y cariñosa Madre, Vos seréis

siempre objeto de nuestro amor

y esperanza. Oh Divina Madre,

envía los Santos Ángeles para

defendernos y rechazar muy lejos

de nosotros al cruel Enemigo.

 

Santos Ángeles y Arcángeles,

defendernos  y guardarnos,

Amén.

Señor, en tus manos dejo cada una de mis obras del día de hoy, por favor guía mis acciones y ayúdame a alcanzar mis propósitos, aleja al enemigo mal intencionado de mi vida y permíteme avanzar por caminos de alegría y bendición.

Mi vida y mis más grandes anhelos están bajo tu cuidado, porque confío en ti, confío en tus promesas y porque sé que Tú has de cumplir tu palabra en mi vida, Amén.

También te gustará:

Oración al espíritu Santo pidiendo nos sane tristezas, depresiones y Traumas

Oración a San Cono pidiendo Suerte, Dinero y Trabajo

Escoge un número y descubre tu carta

Ritual de la Sal y el Vinagre

Oración de la Llave de San Expedito. Petición de Abundancia

Oración al Espíritu Intranquilo Pidiendo Amor

<

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres, por toda

tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía

para trabajar, por darnos la capacidad de

crear, de desarrollar dones y talentos,

por darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos.

Amén. Oración a la Virgen María


Damos gracias a Dios porque Él abre

caminos nos da su bendición en el camino,

van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni

angustia porque tenemos serenidad y

confianza en que cuando le

entregamos nuestro corazón y lo

buscamos Él extiende su bendición.

Amén. Oración a la Virgen María

Deja un comentario