Oración para sanar la depresión.

Oración pidiendo sanar la depresión con Urgencia

 

Oración para sanar la depresión.

Señor siento el desierto en mi corazón,

las cargas son muchas y ya no tengo

fuerzas.

 

Señor, infunde tu Santo Espíritu,

sopla sobre mi y llévate esta depresión

que me consume por dentro.

 

Aleja de mi todo espíritu de tristeza,

de angustia, de agobio, de cansancio.

 

Aleja todo espíritu de soledad,

de falta de constancia.

 

Señor dame una señal que me escuchas,

Tu sabes Señor que te amo

pero hay veces que me cuesta reconocerlo.

 

Tengo un aguijón como Pablo clavado

en mi corazón que me hace débil.

 

Pero se Señor que Tu me levantarás

de mis debilidades, que Tu me sanarás,

que alejarás todo tipo de espíritu

que quiere enfermarme y hacerme

alejar de ti.

 

Dame la fortaleza de tu Santo Espíritu,

ilumíname con Tu Palabra,

hazme salir de esta prisión que me ahoga ,

que me asfixia.

 

Señor bendíceme, sáname.

Señor, Tu que has sanado a los leprosos,

a los paralíticos, a los ciegos, sáname,

por eso yo te digo, Jesús hijo de David

ten piedad de mi!

 

Levántame de esta oscuridad,

dame Tu Luz, dame tu misericordia,

perdona mis pecados y los de mis ancestros.

 

Libérame de toda depresión que pudieran

haber tenido mis antepasados.

 

Pasa sanando todo momento traumático

de mi nacimiento.

 

De mis primeros años de vida.

 

Sana las etapas de mi vida.

 

Enséñame a perdonar y a perdonarte.

 

Llena mis espacios vacios de amor,

con tu amor y tu misericordia.

 

Llévate este aliento de muerte

y hazme resucitar como a Lázaro.

 

Quítame las vendas de la tristeza,

llévatela, no la quiero.

 

Dame el don de la alegría,

dame el don de la fe.

Lléname con tu Espíritu

y nada mas, Señor.

 

Amén.

 
 

También te gustará:

Oración a Jesús Padre Petición de Protección y Buena Suerte

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres, por toda

tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía

para trabajar, por darnos la capacidad de

crear, de desarrollar dones y talentos,

por darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos.

Amén.


Damos gracias a Dios porque Él abre

caminos nos da su bendición en el camino,

van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni

angustia porque tenemos serenidad y

confianza en que cuando le

entregamos nuestro corazón y lo

buscamos Él extiende su bendición.

Amén.

Deja un comentario